Blog

blancorexia

Blancorexia, la obsesión por el blanqueado dental

Salud Bucodental
Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La higiene y salud dental son muy importantes no solo para lucir una hermosa sonrisa, sino también para evitar otro tipo de problemas más graves. La tecnología, en este sentido, ha avanzado mucho. No obstante, es fundamental conocer los riesgos de la conocida como blancorexia.

Los peligros del blanqueamiento dental

Por todos es sabido que una boca sana es el principio para una salud general. Por este motivo, la medicina dental ha avanzado mucho en su tecnología y hoy es posible lucir una bonita sonrisa gracias a una restauración dental completa.

Sin embargo, cada vez son más las personas obsesionadas por unos dientes más blancos. Esto es lo que se conoce como blancorexia e implica una serie de riesgos si se hace sin una supervisión médica oportuna.

En las farmacias se puede comprar una férula de blanqueamiento. Un producto que promete unos resultados espectaculares en poco tiempo. No obstante, su mal uso puede suponer:

1. Quemaduras en las encías por sobre exposición.

2. Daños irreparables en la estructura del diente.

3. Hipersensibilidad dental.

4. Necrosis pulpar.

5. Alteraciones del gusto.

Requisitos para un blanqueamiento dental

férula blanqueamiento

Férula de blanqueamiento elaborada por Adana Dental

La salud dental es algo demasiado delicado como para jugar con ello. Los riesgos de la blancorexia no han de tomarse a la ligera. Por este motivo, siempre es fundamental contar con la opinión profesional antes de llevar tratamientos en casa sin supervisión.

La persona que desee realizarse este tipo de tratamiento ha de tener una buena salud dental determinada por la revisión de un dentista. Él mismo será quien también decida el color del diente al que se puede llegar según las características del esmalte, así como el color base del paciente. Pretender tener hasta ocho tonos menos es algo que solo se consigue mediante la implantación de carillas de porcelana y nunca mediante métodos blanqueantes que prometen milagros.

No Comments

Post A Comment